jueves, 17 de junio de 2010

Café


Bodegón pintado al óleo sobre lienzo



13 comentarios:

Manel dijo...

Muy bueno!

MAITE RUBERT dijo...

Hola, Rami: Ya te echaba de menos.
Bonito y alegre bodegón. ¡Enhorabuena!

Marta dijo...

Hola artista, muy bonito al molinillo de café

Marinela dijo...

Muy bonitas tus pinturas, los retratos muy buenos.
Saludos

Dejame un Poema dijo...

Hermosas tus pinturas, eres una gran artista.
besitos para ti,feliz fin de semana

Dejame un Poema dijo...

Me encantaron los retratos, excelentes.
besitos para ti

Feli dijo...

Mammamia Ramy.....Que pinturas!! ME ENCANTAN!!! FELICIDADES!!! GUAPA.
Besos.

maria y esther dijo...

Hola Ramy, precioso el molinillo, muy bonito el cuadro artistaza.
Maripochi

Tía Gretel dijo...

Caramba, Ramy, me has dejado de una pieza ! He pasado a conocer tu blog de pintura y es buenísimo, Los bodegones me gustan especialmente, aunque los retratos también sn preciosos...
Enhorabuena y... gracias por seguirme !
Besote gordo ;O)

Cacau Jafet dijo...

Olá Rami! Passei para conhecer os teus trabalhos, e adorei!!!Já estou te seguindo pois quero voltar sempre.Venha conhecer o meu ateliê.
seus trabalhos são lindos.
Parabéns.
bjoss

victoria eugenia dijo...

Todas tus pinturas son preciosas. Me alegro de haber encontrado tu blog. Te felicito. Victoria.

anuar bolaños dijo...

Todas sirven
Al momento de probar la guillotina
La vibrante espada o la daga roma,
Cuando se haga necesario ocupar el cepo
O girar el arranca-miembros.
Puede ser el gas que derrite los pulmones
O el voltaje que tuesta el pellejo,
Quizás una cerbatana del amazonas
Y también un flecha de los Sioux.

Si el aceite está hirviendo
O el agua se encuentra en ebullición,
Si la hoguera florece
O los fusiles ya fueron alineados.

A la hora de descargar el hacha
O tirar de la soga,
Para que entre la bala
O el porrazo caiga.

Bajo la presión de la almohada que impide asir el aire
O en medio del aturdimiento del agua que lo reemplaza.
No habría porque descartar la cicuta
O el empujón hacia el acantilado.

Para su pasatiempo celestial todas sirven.
Al momento de probar sus destrezas de matarife,
a Dios, la cabeza de cualquier poeta le sirve.



anuar bolaños.

Ramy dijo...

Muchas gracias amigos

Saludos